sábado, 26 de febrero de 2011

JUAN DE MARIANA

Escritor jesuita, nacido en Talavera, Toledo, España, probablemente en abril de 1536; murió en Toledo, el 16 de febrero de 1624.

Se trata de uno de los miembros más calumniados de la Compañía de Jesús, debido a las opiniones expuestas en su libro “De rege et regis institutione” acerca del tiranicidio. Entró en la Compañía de Jesús el 1 de enero de 1554. No se conoce nada más sobre sus padres o  sus antecedentes familiares.

Constituye una  prueba de su talento el hecho de que en una fecha tan temprana como 1561, después de haber concluido su estudios, fue llamado por sus superiores a Roma, donde enseñó teología durante 4 años. Después de una breve estancia en  Sicilia, ocupó la cátedra de teología en Paris (1569-1574) pero fue obligado a regresar a España por razones de salud. Aquí residió largo tiempo en Toledo, dedicado casi exclusivamente a la labor literaria.

Entre sus trabajos literarios el más importante es, sin duda, su gran obra sobre la historia de España, que todavía hoy es recordada. Incluso en 1854 se publicó en Madrid una edición ampliada y con numerosos grabados actualizada hasta ese año. La obra apareció, inicialmente como “Historiae de rebus Hispaniae libri XX. Toleti, typis P. Roderici, 1592”. Una edición posterior más avanzada del propio recopilador es “De rebus Hispaniae libri XXX”, que se publicó en Maguncia en 1605. Esta edición lleva el imprimatur de la orden para los treinta libros, otorgado por Esteban Ojeda, visitador desde diciembre de1598, y del provincial desde 1604. El autor durante este tiempo había vertido la edición latina al español y esta apareció completa en Toledo en 1601, conteniendo los treinta libros de la edición latina. Esta tuvo un gran número de ediciones durante la vida del autor y otras después de su muerte.

La segunda obra publicada es la mencionada anteriormente, “De rege et regis institutione libre III et Phillippum III Hispaniae Regem catholicum, 1599”. Esta obra  fue escrita a petición del tutor (García Loaysa) de los príncipes y a expensas de Felipe II, pero estaba dedicada a Felipe III, que entretanto se había convertido en rey. No encontró oposición ni en el rey  ni en ningún lugar de España; evidentemente estaba pensada para educar al rey como  verdadero padre de su pueblo y como un modelo de virtud para toda la nación. El Dr. Leutbecher (Erlangen, 1830), protestante, expresó su opinión sobre el libro en los siguientes términos: “El excelente espejo de príncipes de Mariana ......... contiene más materia saludable para la educación   de los futuros reyes que cualquier  otro espejos de príncipes y, merece el respeto tanto  de los propios reyes como de sus  propios preceptores..... ojalá que todos lo reyes fueran como Mariana quería que fuesen” Ciertamente  el libro contenía una visión errónea favorable al asesinato de Enrique III de Francia y, defendía, aunque  con muchas restricciones y precauciones, la deposición y asesinato del tirano.

Esto no les pasó inadvertido a los Jesuitas de Francia, que  llamaron la atención del general de la orden sobre ello. El general, inmediatamente, expresó su pesar, declarando que el libro había sido publicado sin su conocimiento, y que se encargaría  que fuera corregido. Efectivamente en 1605    apareció en Maguncia una edición modificada ligeramente; es difícil de descubrir hasta qué punto el libro fue corregido por la propia orden. El propio P. Mariana no había preparado ninguna otra edición. Pero en 1610 se desencadenó en Francia una verdadera tormenta contra el libro; por orden del parlamento el libro fue quemado públicamente a manos del verdugo oficial, mientras que en España, continuaba disfrutando del favor real. El general de la orden prohibió a sus miembros  predicar que el tiranicidio era legítimo.

Había además toda una serie  de obras menores escritas por el P. Mariana; muchas solo manuscritas. Algunas de sus obras publicadas tienen valor en política económica, p. ej. su trabajo “De ponderibus et mensuris” que apareció en Toledo en 1599 y en Maguncia en 1605, y su pequeño “De monetate mutatione”, que fue editado en una colección general de sus obras en 1609. En una crítica a este opúsculo el economista francés Pascal Duprat (Sommervogel, V, 592) declaraba en  1870  que Mariana había establecido los auténticos fundamentos de la cuestión monetaria mucho mejor que sus contemporáneos. Sin embargo, esta obra resultó fatal para el autor. El hecho de haberse opuesto con determinación a la devaluación de la moneda le acarreó la acusación de traición al rey, y el P. Mariana, a sus 73 años de edad, fue condenado a cadena perpetua, que se concreto en su confinamiento en un convento franciscano. Solamente se le permitió recuperar la libertad poco antes de su muerte.

El carácter vehemente de Mariana que luchó contra el mal tanto real como intencionado tuvo también su lado negativo. Su ancianidad coincidió con un etapa tormentosa en la historia de su orden. En esta, que acababa de empezar  a florecer, había una serie de miembros que no estaban de acuerdo con las constituciones  del fundador  ni con  la Santa Sede, dado que   había una gran cantidad de artículos que no se correspondían con  los principios de las ordenes religiosas tradicionales. Incluso las Bulas solemnes de Gregorio XIII, que expresamente confirmaban los puntos criticados dentro y fuera de la orden, no trajeron del todo tranquilidad, así que en el año 1593, bajo el mandato de Acquaviva, hubo una congregación general con el objetivo de expulsar a algunos miembros. Juan Mariana, al menos durante un largo período, estuvo entre los descontentos y partidarios del cambio.

En 1589 Mariana había preparado ya  un manuscrito en defensa de la orden contra los ataques de algunos de sus oponentes; el general, Acquaviva era partidario de publicarlo, pero como no era aconsejable   perturbar la calma momentánea a la que se había llegado en España, este “Defensorium” nunca llegó a editarse. Algún tiempo más tarde cuando las disensiones internas predominaban en la orden, Mariana se dedicó a la   preparación de un memorial, que  probablemente intentará enviar a Roma. Según Astrain (Historia de la Compañía de Jesús”, III, 417), debió de haber sido escrito en  1605. El autor tomó grandes precauciones  con el manuscrito: no hay indicios de que  se intentara  publicar. Tras su detención en  1610,  todos los papeles de Mariana fueron requisados, y a pesar de sus requerimientos no le fueron devueltos. Después de su muerte el memorial fue publicado en Burdeos en 1625 por los enemigos de la orden bajo el título  de “Discursus de erroribus qui in forma gubernationis Sociatatis occurunt”. Después de la expulsión de los jesuitas de España se reimprimió  en varias ocasiones (1768 sic, 1841) en español y  se le tituló “Discurso de las enfermedades de la Compañía”. Dado que la publicación de todas estas ediciones fue obra de los enemigos de la orden, no hay garantía de que el texto original haya sido reproducido íntegro. Astrain, no obstante, demostró (op. Cit. III, 560, note 3) que las copias del manuscrito que había manejado coincidían con la obra publicada. El texto original fue, por tanto, publicado sin ser modificado sustancialmente. No es sino  el desahogo de un miembro descontento con su orden. El posterior desarrollo de la orden y la ulterior confirmación papal de la constitución de la Compañía de Jesús prueban que Mariana había estado equivocado  en sus críticas, aunque  su culpabilidad subjetiva queda atenuada por las circunstancias. Nunca dejó la orden; y parece que hubo una reconciliación total en sus últimos años.

BIBLIOGRAFÍA:

SOMMERVOGEL, Bib. de la Comp. de Jésus (Brussels and Paris, 1894), 1547 sqq.; CASSANI, Verones ilustres, V, 88-98; DUHR, Jesuitenfabeln (Freiberg, 1899), n. 25; ASTRAIN, Historia de la Compañia de Jésus, III (Madrid, 1909). Obras del P Mariana: Historia General de España (BAE 30, 31); “De Rege et regis institutione”, (BAE 31); “De monatate mutatione” (BAE 31); Discursus de erroribus qui in forma gubernationis Societatis Iesu occurrunt” (BAE 31) 

Bibliografía actual: Ballesteros Gaibrois, M. :El  P. J. Mariana (Barcelona, 1944); Soons, A.: Juan de Mariana (Boston, 1982); Laures, J. : The political economy of J. de Mariana (Nueva York, 1928);  Posa, A.: Un grande teorico della política nella Spagna del secolo XVI, il gesuita Giovanni Mariana (Nápoles, 1982); González, N. : art. “Juan de Mariana” en Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús (Madrid, 2001) 

Por Aug. Lehmkuhl y traducido por Daniel Gutiérrez Carreras