martes, 21 de diciembre de 2010

FILOSOFOS CLASICOS

"  No tenemos poco tiempo: es que nosotros perdemos mucho. La vida es suficientemente larga y se nos ha concedido con liberalidad para que pudiésemos terminar las empresas de mayor importancia, si toda ella se emplea debidamente. Pero cuando se desperdicia indolentemente entre placeres y lujos, cuando se gasta en cosas inútiles, llega por fin el último momento que nos obliga a reflexionar, y entonces nos damos cuenta de que ha pasado, sin llegar a comprender cómo se ha ido" . Lucio Anneo Seneca, "Sobre la Brevedad de la Vida" (escrito en el año 55 d.C)  


Todos deberíamos leer más a menudo a los filósofos clásicos; sorprende ver la sabiduría y el sentido común que encierran sus palabras, muchas de ellas escritas hace más de 2.000 años. Ello no sólo nos ayudaría en el plano personal y aumentaría nuestra cultura, sino que además contribuiría a dotarnos de criterio propio y a disminuir el papanatismo que impera en nuestros días. 

Nuestro mayor problema no siempre es que con el devenir del tiempo el ser humano tenga que afrontar nuevos retos, sino que a pesar de la enseñanza de la historia y que los valores elementales continúan siendo los mismos, no faltan iluminados que pretenden reinventar la esencia de lo que somos y los principios que nos orientan. Esa es la mejor forma de crear problemas, donde realmente no debería haberlos. Esa es la mejor forma de perder el tiempo recetando fórmulas milagrosas, cuando los verdaderos remedios existen desde hace miles de años.